Los beneficios en la utilización de USB-C

Los cables USB-C están pasando a ser el nuevo estándar de utilización. En la mayoría de dispositivos móviles e incluso en las laptops ya se utilizan. Te contamos cual es la diferencia con los otros tipos de conectores y que mejoras presentan.

Desde hace ya un tiempo que los conectores USB-C comenzaron a invadir el mundo. Su utilización en los nuevos teléfonos o dispositivos ya está prácticamente instalada en todo el mundo. Al principio con controversias por la falta de estandarización con otros productos. Por ejemplo con los auriculares ya que muchas veces se elige sacar el Jack de 3.5mm tradicional y muchos se quedan sin poder utilizarlos en sus móviles. Se tiene que recurrir a la compra de un adaptador para poder conectarlos.

Ahora bien la pregunta es porqué se decide cambiar de conector. Son mejores, tienen otros beneficios o es simplemente una distinción externa de forma y tamaño.

Lo primero a destacar: simetría

Una de las principales diferencias que está a simple vista con el micro USB tradicional es que el conector USB-C es simétrico. Hablando exclusivamente del conector que se encuentra en la punta del cable. Es posible conectarlo de cualquiera de los dos lados que es exactamente lo mismo. A diferencia del otro que tiene un lado más grande y no es posible conectarlos al revés.

Otros de los beneficios que dicen tener éste tipo de conector son la durabilidad y el tamaño. Son mucho más resistentes que los tradicionales lo que los hace tener una vida útil de mayor duración. Asimismo al ser pequeños se pueden usar en distintos productos cómo celulares, cámaras o computadoras.

Auriculares y audio a través de USB-C

Los auriculares que vienen de fábrica con una ficha de USB-C poseen en su interior un conversor de audio digital a analógico. Esto se hace para que la información que sale del teléfono pueda ser interpretada correctamente por los auriculares y así poder reproducir el archivo. Sin ésta conversión no se podría llevar a cabo el proceso requerido y no podríamos escuchar nada. Es como si a nosotros nos hablaran en un idioma que no conocemos. La única forma de entender lo que se dice y así poder contestar sería por medio de la utilización de un traductor.

Éste conversor de formato viene dentro de todos los teléfonos o dispositivos junto con el conector de 3.5mm. Por eso los auriculares tradicionales no requieren de un DAC adicional. Pero al conectarlos directamente a la entrada USB si se requiere que exista uno en los auriculares.

¿Hay una mejora en la calidad del sonido con el cambio de conector?. Si utilizamos un adaptador para conectar los auriculares 3.5 a USB-C no vamos a tener ningún tipo de mejora o pérdida de calidad. Ahora bien, si vamos a utilizar auriculares con conector tipo C de fábrica la cosa cambia. ¿Porqué? Básicamente porque al ser el auricular el que tenga el DAC conversor y no depender de la calidad de conversión del dispositivo, no importa a donde lo conectemos vamos a escuchar prácticamente de la misma manera. Siempre y cuando hablemos de auriculares de una relativa buena calidad. Si el conversor integrado no es bueno no podremos apreciar mejora en el sonido.

Muchas veces sucede que un auricular se escucha mejor o peor dependiendo si lo conectamos al teléfono, a la pc o a otro terminal. Esto se debe a la conversión de audio que realice el producto que se esté utilizando. Pero al tener el conversor en los auriculares no se depende de la calidad externa y ya sea que lo conectemos a un móvil a una laptop se debería escuchar con la misma calidad.

conector usb-c

¿Conviene o no?

Cómo conclusión podemos destacar dos temas principales. Si pensamos en tema de velocidad de transferencia de datos el conector en sí no cambia nada. Porque la velocidad no depende del tipo físico de conector sino de su protocolo, si es 2.0, 3.0 o 3.1. Podemos tener un conector USB-C 2.0 y tener la misma velocidad de transmisión que cualquier otro cable.

En cuanto a sonido y hablando específicamente de los auriculares con conector tipo C podemos tener la ventaja de escuchar siempre con la misma calidad de audio sin importar a qué dispositivo los conectemos. Ahora bien, el hecho de que el auricular en sí necesite de un DAC conversor conlleva a que el fabricante gaste más en hacer el producto. Y por ende a nosotros nos va a salir un poco más caro un par de auriculares de éste tipo que uno de los tradicionales.

Sin dudas la tendencia actual está siendo la de estandarizar éste tipo de conectores en todos los dispositivos. Y no sólo lo podemos ver en los teléfonos sino también en algunas laptops que vienen directamente con conectores USB-C de forma exclusiva. Será cuestión de acostumbrarnos con el tiempo a éste cambio cómo nos hemos acostumbrado a otros. Cómo en su momento fue dejar de usar los famosos disquetes por cd o incluso más adelante la llegada de los pen drives para almacenar datos.

¿Qué te pareció?
Los beneficios en la utilización de USB-C
Rate this post

Estaremos encantados de escuchar lo que piensas

      Deje una respuesta